viernes, 20 de enero de 2017

Son blancos de mierda, pero ojo...Blancos de mente no de piel.

un villero siente en la órbita de su rostro
siempre la posibilidad de un balazo
percibe que hasta el viento lo rechaza
y la televisión dice que es su culpa
chantas que cobran millones 
por bufonear ante una cámara
le dicen a él 
que se dobla la espalda por centavos
que no se atreva a quejarse 

porque su columna erosionada 
es merecida y necesaria

y que esa espalda encima 

tan doblada no está
aun puede encorvarse  más

y seguir creyendo en dioses inválidos 

una obscenidad que para algunos es insoportable
para otros resulta productiva 
y materia prima de espectáculo
la tv y el cine renuevan sus guiones
para reírse de los pobres

la circunferencia de la villa miseria 
es un ojo inmenso enojado
una multitud observando y calificando
argumentando con flemas impudicas
lo que los villeros deberían hacer
lo que deberían comer 
como deberían hablar
callar, moverse y vestirse

y el villero convencido de su inferioridad
deambula cabizbajo entre las calles
creyendo que no tiene derecho a la pregunta

la reflexión y la denuncia son un privilegio
de los blancos de mente
orgullosos de ser los emperadores 
de los sueños y sus interpretaciones
para los villeros su vida está muerta
entre tinieblas anónimas 
transcurren sus hazañas
la blancura es el dios
al que hasta los negros y mestizos 
rinden pleitesía 
hundiendo su rodillas

los negros villeros no pueden ser
eso desencadenaría catástrofes aritméticas
¿quiénes serían los albañiles o policías,
si a los negros de repente, se les ocurre ser?
si el villero se atreve a luchar
son la historia y la ciencia misma sus contrincantes
la realidad lo perseguirá a donde vaya

el cielo lo vigila con odio

y si el negro villero puede escapar
llegará a una bifurcación 
y ahí tendrá el dilema de todo negro
¿se vive como esclavo
o se muere siendo libre?

8 comentarios:

Mily Colque dijo...

tanta realidad en tus letras !

sabes que es lo peor ver gente "negra " que se cree "blanca" tratar con indiferencia y hasta asco a los demas . siento tanta pena por este mundo de hipocritas
por mas gente como vos Cesar ! tus poemas son un trago de realidad

Unknown dijo...

Excelente reflexion. La verdad ofende...osea...demasiado realismo..e increible que aun hoy siga pasando despues de varias decadas de aprendizajes sociales y politicos. Aun no aprendimos nada

Flavia Caceres dijo...

Excelente reflexion. La verdad ofende...osea...demasiado realismo..e increible que aun hoy siga pasando despues de varias decadas de aprendizajes sociales y politicos. Aun no aprendimos nada

Joseph Paulino dijo...

Camilo, es conmovedor leer tu reflexión y saber claramente que el problema de la discriminacion y abuso a las clases minoritarias es no sólo un problema de Argentina sino de toda América Latina.
Ya trataron los blancos norteamericanos de subyugar la raza negra a través de programas "sociales" que fueron diseñados a aislar los pobres negros en EEUU para que no invadieran los lujosos barrios ricos de los blancos.
Yo nací en la República Dominicana y allí vivi 2 años a partir del 2009 solo para ser testigo de una explotación sistemática a la clase pobre a travis de la indiferencia y el aislamiento político y social.
Voy a visitar a Argentina en Febrero de este año y me encantaría conocerte y sostener una charla contigo.
Compartir ideas entre Poetas es una experiencia única!!!!
Un abrazo César (Camilo Blajaquis)

Anónimo dijo...

No se aprende porque no se conoce! Nos niegan la historia. La cuentan como quieren. Nos dan de mamar mentiras, mentiras y mentiras. Así jamás vamos a poder aprender.

Julieta Kruger dijo...

https://es.wikipedia.org/wiki/Falsa_conciencia

Te felicito Camilo, y te agradezco!

pipistrela dijo...

Muy bueno, un preciso cuadro de la sociedad.

Patricia Montero dijo...

Hola, me gustaría escribirte un mail para contarte una experiencia que tuve a partir de tus poesías. No sé cuál es tu mail. Y no lo encuentro